Blogia
SITIOS Saragosse

MÁS GRACIAS

Hoy toca dar las gracias a Félix Romeo por un texto escrito para Heraldo de Aragón, que según me dice no se publicará debido a un especial sobre la Expo. Ahí va, para que ustedes lo disfruten:

SARAGOSSE

    Nunca había visto una obra de teatro en la que se hablara de Zaragoza: de la identidad de la ciudad. Zaragoza no aparecía como escenario más o menos reconocible, sino como asunto principal del texto. Hasta este miércoles, cuando vi en el Teatro Principal "Sitios Saragosse", que hoy acaba sus representaciones.

    El contexto de la obra es el asedio francés de Zaragoza y el heroísmo inútil de la población, que le conduce a la destrucción y a la muerte. Que la cubre de sangre. Hace doscientos años.

    Me gustó que el Ebro apareciera en escena: una tela enorme sobre la que se proyectaban ondulaciones de agua.

    Me gustó cuando Pedro Rebollo, que interpreta entre otros personajes a un Palafox cómico y antiheroico, tendido en el suelo, casi muerto en la defensa de la ciudad, canta una jota aullada que habla del parecido entre el agua y el aceite y el amor y la guerra.

    Me gustó que hacia el final, Mariano Anós, autor y director de la función, hable en off como si fuera el cierzo, mientras una bailarina trata de avanzar en el escenario sin conseguirlo, aplastada por el viento. El cierzo, como un dios griego, dice: "Zaragoza suicida", y luego dice que ojalá se destruya, desaparezca y se convierta en arena.

    Me gustó que un agorero terrible predicara el Apocalipsis desde lo alto de una Torre Nueva desnuda y recta.

    Me gustó que, además de la guerra y de la muerte, se hablara del amor y del sexo de los encerrados, de la "Gaceta" y de los gatos y de los carniceros, que se hablara de las amas de cría recién madres y ya viudas. Me gustó que se contara la violencia intramuros contra los afrancesados. Me gustó que se hablara de la tala de los árboles que rodeaban la ciudad para evitar posibles escondrijos para los franceses.

    Me gustó que se hiciera con dureza y con lirismo y también con humor. Me gustó que quisiera parecerse a la vida.

    Mariano Anós ha tenido muy presente la pintura de Goya. Obviamente con "Los desastres de la guerra", pero también con otros cuadros: al final de "Sitios Saragosse" se ve a los desamparados protagonistas, después de tanto tiempo de cerco, bajo una nevada que recuerda "El invierno", una de los cartones para tapices. Me habría gustado estar bajo la nieve, aunque indefenso.

 

    FÉLIX ROMEO

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

P Rebollo -

Sólo un par de cosas: qué bien escribe Félix Romeo y qué vergonzante el periódico para el que escribe.
Ya es sospechoso que una ciudad de casi un millón de habitantes sólo tenga dos diarios. También lo es que sólo uno de ellos tenga a bien incluir en sus páginas algo llamado crítica teatral.
Y ahora otro par de balazos: estoy hasta los cojones de la mediocridad, la ignorancia, la mezquina parcialidad y el deprecio continuado, el ninguneo sistemático que el llamado heraldo de Aragón, desde que adquirí la costumbre de consultarlo, mantiene hacia las artes escénicas en general y hacia sus creadores en particular. El crítico teatral anterior, la crítica de cine actual y algunos escritoruchos más han llegado a ser famosos en la ciudad por su ignoracia y estúpida parcialidad: se leen para hacer lo contrario de lo que sugieren.
Señor Melguizo: a nadie le interesa su opinión y, desde luego no le pagan para eso. La crírica teatral, como género literario, y según decía el sociólogo del arte Salvador Ginés, al que deduzco que desconoce, decía que la crítica teatral es la última fase del hecho teatral, aquella reflexión sabia, imparcial y, dese luego, informada, que pone en relación el trabjao de los artistas con el público. El resto son opiniones personales que a nadie le interesan. Tal vez en un programa de tertulia o tal vez si usted fuera un literato respetado o medio famoso. ¿Conoce usted a un tal Botto Strauss y su compendio de críticas teatrales?? Sé que no, porque de lo contrario usted sentiría verguenza al escribir esas tonterías cargadas de ignorancia que suele publicar con el nombre de crítica de teatro.
Como usted y sus jefes comprenderán,(muchos de ellos seguro que enriquecidos a base de guerraas y cosas por el estilo) me importa una mierda lo que ustedes puedan pensar de mí. He sufrido su cretino ninguneo ( yo y los míos ) durante demasiado tiempo y supongo que una rayica más en la lista negra ( antigua costumbre fascista en uso todavía en esta ciudad) no me hará daño.
Sigan engañando a los ciudadanos con su expo de ladrones y mediocres. Y sigan disfrutando, mientras puedan, del monopolio informativo, pero una cosica sus voy a decir: no pasarán.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres