Blogia
SITIOS Saragosse

9 DE JULIO

9 DE JULIO

He dormido mal, estoy un poco espeso pero aguanto. Entro y salgo en la clase de Silvia y aprovecho para preparar tareas, más que nada asignar textos de escenas colectivas que estaban sin concretar. Silvia trabaja hoy por parejas, desembocando en una coreografía de paso a dos, que sirve como modelo para organizar el cuerpo, el ritmo y la atención al detalle del movimiento. Al final hacen una especie de pequeña muestra para Pelai, Luis, Marie Laure y yo, que aplaudimos el estreno mundial. Ha sido un trabajo duro, de sudar. Pelai ha preparado un refrigerio a base de rosquillas, pastas y zumos, que se agradece como merece. Esto es un productor como dios manda.

Empezamos a trabajar en los nuevos textos, improvisando libreto en mano. "Vienen": el esquema básico de movimiento ya estaba planteado: dispersión, carreras, paradas... Repetimos tratando de mantener un ritmo verbal constante, encabalgando las breves réplicas sin pausa. Creo que irá por ahí, la propia acumulación sin tregua de frases y movimientos genera una desazón que la escena pide. "Tala": hasta ahora no tenía ni idea de qué hacer con ese texto, pensaba en todo caso en alguna escena colectiva. A partir de la presencia de Alfonso y Javier como currantes en la escena de Agustina (que es la siguiente), opto por repartir el texto entre ellos dos, que van hablando entre sí y luego al público mientras preparan el escenario para Agustina. "El emperador": reparto el texto entre Amanda, Gema e Inma. Una primera improvisación sin especiales pautas (simplemente que son tres mujeres de la limpieza hablando de los poderosos) resulta en un tono medio paródico-farsesco que no sirve. Comentamos entre Luis, las actrices y yo que hace falta trabajar radicalmente en los extremos: el del juego y el del rencor más serio. Empezamos por el juego: Luis propone jugar a "tú la llevas". Está bien, genera mucha vitalidad inicial que va derivando hacia el agotamiento. Es una buena base física para no andar "buscando entonaciones apropiadas". "Buenos días": tampoco sabía qué hacer. Busco una solución parecida a la de "Tala". En este caso Javier asume todo el texto mientras coloca el escenario para Palafox y Boggiero.

Hasta aquí novedades. Volvemos a trabajar la escena de Palafox y Boggiero. Surge una improvisación brillante, divertidísima, todos nos reímos con gana. Javier encuentra una resolución excelente para la intervención del mensajero, que no estaba dibujada. Todo estupendo. Es una ley casi universal en estos casos que en una segunda improvisación se pierda casi todo. Todo es parecido, pero no tiene nada que ver. No hay que preocuparse, es lo normal. Hace falta mucho trabajo para recuperar ese milagro que parece haberse esfumado. Renacerá, en algún momento. Hay que destripar el juguete y recomponerlo.

Para terminar propongo un pase continuado de las diez primeras escenas que tenemos esbozadas. No espero grandes resultados, naturalmente, pero creo que este tipo de "ensayos generales prematuros" sirven. Especialmente para los actores, para ir tomando conciencia de la continuidad e irse organizando los cambios de energía, darle una lógica interna a la sucesión de cambios. También me sirven a mí, desde luego, para ir percibiendo en la práctica las necesidades del ritmo general del espectáculo, teniéndolo en cuenta para el trabajo específico sobre cada situación. Bien. Mañana no estarán ni Silvia ni Luis. Nos dedicaremos más a plantear algunas de las escenas (ya no muchas) que están sin tocar y a trabajar más sobre el texto y las intenciones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres