Blogia
SITIOS Saragosse

ensayos

16 DE SEPTIEMBRE

Último ensayo antes del estreno oficial. El haber hecho varios preestrenos ayuda a mitigar las tensiones. Seguimos con pequeñas correcciones de detalle, con tranquilidad. Víctor y Luis son una vez más esenciales para la atención al detalle. Hay cierta preocupación con la pendiente del escenario del Principal, pero creo que no será demasiado problema. Dedicaremos atención especial mañana a las escenas en las que puede afectar más. Por lo demás, sigue, y seguirá estos días, la sobredosis mediática que procuro llevar con espíritu olímpico. Hay buen ambiente para el estreno. Los actores se han ido creciendo, como debe ser. Han hecho un gran trabajo. El espectáculo ya es suyo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

15 DE SEPTIEMBRE

15 DE SEPTIEMBRE

Vuelta a los orígenes. Ahí está Víctor sudando y haciendo sudar, recuperando el tono después del intervalo entre Expo y Principal. Vuelta al trabajo interno, otra vez en la Escuela Municipal de Teatro, que vuelve a acogernos estos dos días previos al estreno. Muchas pequeñas modificaciones para seguir afinando ritmos e intenciones. Paralelamente, ajetreo mediático. Esta mañana, nueva rueda de prensa (y va la tercera), con intervenciones de la consejera Pilar Alcober, el director general de cultura Ramón Miranda, el comisario de la Fundación 2008 José Antonio Armillas (gracias especiales por su inteligente y cariñosa intervención) y el director de zona de Caja Duero Francisco Javier García. Por la tarde volveremos a la intimidad del aula, mientras el equipo técnico trabaja en el montaje de escenografía e iluminación en el Principal. Mañana, por fin, estreno.

29 DE AGOSTO

29 DE AGOSTO

Último día de ensayo antes del primer contacto con el público. Empieza la mañana con ejercicios de calentamiento. Ambiente un poco relajado, se acusa el cansancio acumulado. No hay que forzar las energías. Repasamos algunas escenas. Todavía pequeños cambios que ayer vi que hacían falta en "La bayoneta". "Guerra": varios pases para ajustar ritmos. "Apocalipsis": faltaban justificaciones para los actores. A partir del tema de la fatiga (es un momento de trabajos entre dos ataques) encontramos la vida que se echaba en falta. "La ciudad se rinde": se había ido difuminando, volvemos a precisar movimientos y ritmo, con momentos de detención entre una formación de grupo y otra. Por último, "Guerra de casas", incrementando la relación y organizando las pausas para no superponer texto y ruido de tablas. Probamos la máquina de nieve, que hace más ruido de lo deseable. No tenía claro el momento de ponerla en marcha. Creo que será ya justo para la última escena, con la entrada de la música. Con Javier Romeo ajustamos entradas y niveles de música. Parada para comer. Por la tarde, ensayo general con todo.

Prácticamente mi trabajo ha terminado. Por hoy ya me callo.

28 DE AGOSTO

28 DE AGOSTO

En Sabiñánigo, Anfiteatro de la Colina. Primer encuentro -feliz- con la escenografía al completo. Podemos ver por fin el panorama de fondo con el plano de los Sitios, el cortinaje de "El emperador" y la gran tela de seda de "El Ebro y el mar". Pruebas con los actores de adaptación al espacio, sin especiales problemas. Pruebas de iluminación a partir de la implantación que ya está dispuesta. Qué gusto encontrarse al fin en un teatro y empezar a disfrutar de la iluminación, que hace que todo cobre vida y carácter. Como de costumbre, el planteamiento de Javier y José Ramón acierta en el punto justo de lo necesario, adquiriendo mayor presencia en algunos momentos, cuando así lo pide la acción, y apostando en otros por una refinada sencillez. Por la mañana, ensayo de transiciones y ajustes de iluminación y sonido, corrigiendo matices sobre la marcha. Paramos a comer y por la tarde pase seguido, con tiempo después para correcciones. Mañana afinaremos algunas escenas y todas las transiciones. A estas alturas, lo que más van necesitando los actores es tener público. El sábado lo tendrán.

Todo el conjunto, viéndolo ahora con perspectiva, me remite más de lo que me esperaba a una versión renovada de la tradición de Brecht y el Berliner Ensemble: veo ecos de Madre coraje, del Señor Puntila, del Círculo de tiza caucasiano, de La madre... No es sorprendente, es la herencia de la que venimos y a la que honramos. Y al mismo tiempo, sin tontas moderneces, todo es muy actual.

26 DE AGOSTO

26 DE AGOSTO

Más oficios, más talentos (y los que aún están por incorporarse). Ahí está Ana Bruned con el instrumental en su pequeño reino. Hoy, tras el calentamiento, pequeños ajustes en algunas escenas y luego pase completo, ya con maquillaje. Todos han empalidecido, y además, milagrosamente, Ana ha hecho crecer el pelo de Amanda. Todo va empastándose cada vez más. Mucha tranquilidad de cara a los preestrenos y el estreno definitivo en el Principal. Por la tarde descansamos para que trabajen otros. Hora de abandonar este local que nos ha permitido trabajar intensamente en este agosto zaragozano. Hay que desmontar, cargar y llevar todos los trastos hasta Sabiñánigo, cuyo magnífico teatro nos dará hospitalidad (hola y gracias, María José) de jueves a sábado. Allí, con el aire de la montaña, se concentrará todo el equipo y haremos los últimos ensayos generales con luces, sonido y todos los retoques finales que hagan falta. El espíritu (santo) de Víctor nos sobrevolará con su mirada de águila. Mañana, un respiro bien ganado para los actores.

Javier: simplemente gracias, siempre.

25 DE AGOSTO

25 DE AGOSTO

Bien. Creo haber desatado y vuelto a atar algunos nudos conflictivos. En particular, como ya dejé escrito, "La bayoneta", respetando al máximo la coreografía de Víctor, con modificaciones exigidas por la nueva versión del texto, finalmente no muchas pero suficientes para que la escena respire de otra manera, con el texto más conciso y menos atropellado. Queda enlazado y en suspenso con el final de "Guerra de casas", dejando más claro el paréntesis de "Anuncios". Hemos dado un buen empujón a "Guerra de casas" (con ambas hemos insistido por la tarde una y otra vez). También hemos dejado básicamente resuelto "El Ebro y el mar", más eficaz cuanto más sencillo: queda afinar matices, pero el desarrollo está claro. Cambios pequeños pero importantes en "Buenos días" y "Tala". Pase seguido bastante satisfactorio, aunque lógicamente algo frío. Luis ha trabajado aparte profundizando en la interpretación con Gema, Amanda e Inma, y vaya si se nota. Se sigue afianzando la fe en el resultado.

PAREJA DE ASES

PAREJA DE ASES

En el banquillo, Víctor y Luis, sin dejar pasar una.

22 DE AGOSTO

22 DE AGOSTO

Léase y disfrútese el comentario de Víctor en la entrada de ayer. Muchas gracias por todo, amigo, y no sólo por tu trabajo. Hoy nos deja por un tiempo (compromisos previos un poco a desmano, en Víznar), y lo despedimos con emoción y aplausos por su compromiso con el trabajo y con las personas. Un lujo.

Ha venido José Luis (no he llegado a verlo) con músicas ya interpretadas por excelentes músicos y con la voz maravillosa de María Pérez Collados, que nos deja un final emocionante. José Luis ha hecho una creación magnífica, se ha superado a sí mismo. Muchas gracias también: le hemos complicado un poco la vida con sucesivos cambios a lo largo del proceso, pero así es el teatro y José Luis lo entiende, que no es fácil. Tiene la humildad necesaria para reprimir su inspiración melódica poniéndose al servicio del sentido global y no competir con el texto y la interpretación.

Cuando llego al ensayo, Víctor ha estado probando las nuevas músicas y dejando como penúltimo regalo a los actores una tabla de estiramientos que les sirva como preparación para las actuaciones.

Satisfacción general con el ensayo de ayer, sin confiarse ni perder de vista todo el trabajo que aún queda por delante.

Comentamos con Víctor y Luis la única escena que claramente se resiste, pese a todo el trabajo que ha costado: "La bayoneta". Parece que reulta confusa, intentamos analizar las causas, creo que no es una sola, y estoy convencido de que el propio texto es demasiado literario. Me propongo reducirlo y reducir también la acción para que adquiera algo más de contundencia y claridad, en un momento del desarrollo del espectáculo que no consiente divagaciones. No me duelen prendas: ya sacrifiqué una escena entera, y ésta la dejaré en los huesos. No creo que el autor proteste.

(Ayer no di cuenta de la visita de Ana Bruned, que se encargará del maquillaje y caracterización. Después del ensayo, comentamos con ella y Marie Laure y nos pusimos de acuerdo en pocos minutos. Así da gusto. El martes hará pruebas).

Hoy tocaba otro cumpleaños, el de Gema. Otra vez tarta y cava. Víctor también ha traído para despedirse cava y dulces exquisitos de la abuela del Hostal de Ipiés. Burbujeante resultado: lo poco que pensaba ensayar hoy vale más dejarlo para el lunes. Merecido relajo. Buen fin de semana.

21 DE AGOSTO

21 DE AGOSTO

Voy a ser breve. Ya por la mañana ha vuelto la energía precisa (bien por Víctor), hemos repasado escenas y transiciones. Por la tarde, primer ensayo casi general (a falta sólo de luces y de músicas definitivas) con un reducido público de invitados. Buenas vibraciones. Ya se está viendo el resultado de tanto trabajo. A todos nos hacía falta. Con el tiempo que tenemos por delante, se puede encarar con mucha confianza el estreno. Desde las vagas intuiciones con las que empezamos, ahora está claro que, a falta de acabar de cuajar (y ya es evidente que lo hará), tenemos motivos para estar orgullosos de un espectáculo lleno de emoción, de diversión y de pensamiento. Sin renunciar al rigor, sin caer en tópicos ni en modas, sin dejarnos seducir ni por supuestos "gustos medios" ni por originalidades superficiales, podemos llegar a conectar con cualquier ser humano que haga el pequeño esfuerzo de acercarse al teatro.

CENTRO CÍVICO

CENTRO CÍVICO

Quede constancia del Centro Cívico que nos acoge en agosto. Un hermoso edificio ferroviario reconvertido. Gracias a todo el personal.

20 DE AGOSTO

20 DE AGOSTO

Después de un día de (prudente) euforia, viene un paso atrás. Entra dentro de lo previsible, tanto si es una improvisación suelta como un pase de continuidad. Después de revisar algunas escenas, hemos hecho un nuevo pase y de la energía de ayer quedaba sólo un pálido reflejo. Vuelven a surgir problemas en las transiciones que parecían resueltos. En fin, normal, repito. La tarde, un poco tonta, se ha ido en pequeños pero necesarios detalles, más que nada de los sucesivos cambios de las tablas de la estructura: detalles aburridos pero fundamentales para no estorbar la continuidad. Ha venido Pepe, y con su ayuda hemos dejado definitivamente claro el juego de las tablas, así como algunos ajustes en las carras. Vuelta atrás sobre mi decisión de ayer de cambiar el orden de las escenas (Luis me hace ver que genera otros problemas), pero encontrando otra solución que permite mantener una continuidad entre "Guerra de casas" y "La bayoneta", que es de lo que se trataba en definitiva. Creo que ya no le daré más vueltas al orden, aunque nunca conviene dar nada por definitivo hasta el estreno, y ni siquiera entonces. El teatro no se mete en una lata.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

19 DE AGOSTO

19 DE AGOSTO

Cada proceso de ensayos es único, tiene su historia que va tejiéndose ignorante de normas prefijadas: hay tantas cosas de las que se nutre... Pero hay ciertas etapas que, cada vez a su manera y a su ritmo, se van cubriendo. Estamos ahora en la recta final, y de pronto, por arte de la magia del teatro, la tensión que agarrota o impacienta se transforma en tensión que favorece, que empuja hacia delante, que da un giro a la percepción del reloj, del calendario, de todos los malditos instrumentos que calculan un tiempo impostor que no nos pertenece. Entonces ya podemos empezar a entender lo que estamos haciendo. Hoy siento un cansancio bueno, feliz. No entraré en detalles. Por la mañana, trabajo coreográfico intenso y luego un pase íntegro, ya con vestuario (estupenda Marie Laure), en el que hemos podido comprobar avances y percibir mejor las deficiencias, sobre todo de ritmo y transiciones. He decidido unos cambios importantes en un momento del desarrollo que parecía confuso: "La bayoneta" tendrá más sentido ligada a "Guerra de casas", de la que es consecuencia, y después "Anuncios", que finalmente haremos en el suelo y no sobre la pasarela. Muchas observaciones, sobre todo de Javier, Luis y Víctor, que han servido para plantear el trabajo de la tarde, que hemos dedicado a las transiciones. En cualquier montaje son importantes, pero en éste quizá especialmente decisivas, por la fragmentariedad de la estructura. Muchas pequeñas modificaciones y algunas grandes, en especial en las intervenciones de Silvia, una vez que tenemos más clara su situación en el conjunto. Hemos avanzado mucho en la claridad del desarrollo de la acción. Mañana seguiremos en ello, y pasado, y al otro. Seguiremos alternando pases seguidos y recapitulación de detalles.

18 DE AGOSTO

18 DE AGOSTO

Día raro (como de costumbre), por razones particulares. Después de todo el esfuerzo de recapitulación de la continuidad, acuso el momento (que siempre llega) de consciencia de todo lo que falta por ajustar y siento la presión del tiempo, que siempre es poco. Para mañana se me habrá pasado: hoy estoy un poco tenso y saturado. No me impide trabajar. El ambiente por la mañana ha sido un poco disperso, pero hemos sacado adelante, con la ayuda de Pepe, la escena pendiente de "Guerra de casas", que ha quedado bien organizada, y más cosas. A primera hora he estado con José Luis en el estudio de grabación, grabando la voz de "Cierzo": luego en el ensayo hemos comprobado que servía con Víctor y Silvia. Han trabajado también sobre "Matar", con ajustes de ritmo y algunos cambios en la coreografía, con participación de Silvia. José Luis preparará un redoble de fondo. También han seguido trabajando sobre las sillas: he sugerido alguna referencia a un capricho de Goya, han estado probando y veremos. También otras intervenciones de Silvia. Con Pepe también se ha organizado la distribución inicial de tablas en la estructura, con las que jugará Silvia en su primera aparición. Pepe ha sugerido también con buen criterio algunos cambios en la colocación última del carro y las carras, todo concentrado alrededor de la estructura formando una especie de ruina final más sugerente. Hemos probado una posible música para "La putén" , que no funcionaba y hemos desechado. Una pequeña prueba del final con la música, que me parece que está bien: acabaremos de definir el momento final. Propongo que haya un desfallecimiento último de todos los actores, mientras Silvia sigue bailando y se van extinguiendo la música y la luz. Seguiremos dándole alguna vuelta. Por la tarde, Víctor se queda trabajando con Silvia. José Luis ensaya con los músicos. Pepe sigue trabajando en los elementos escenográficos. Luis y yo, con Gema, Amanda, Javier y Alfonso. Profundizamos en la interpretación de "Buenos días" y "Tala", de las que no teníamos más que el esqueleto de acción. Después, "Gatos" y "La putén". Amanda y Gema tenían problemas prácticamente opuestos: Amanda por dificultades de organizarse y Gema de organizarse demasiado. Luis aporta muchos detalles de interpretación. Con Alfonso, "Pablo Estella", que había empezado a derivar hacia un exceso de caracterización demasiado unilateral por el lado de la parodia siniestra. Ya lo habíamos hablado y buscamos en la práctica por distintos lados, partiendo de un personaje "normal" que reivindica su trabajo. A partir de ahí, podemos trabajar diferentes registros, jugando siempre la relación con el público y recuperando la comicidad que necesita.

14 DE AGOSTO

14 DE AGOSTO

Primer pase general prácticamente completo. Público de lujo: Marie Laure, José Luis, Pepe, Javier, José Ramón, Pelai, Merche. Vamos anotando y comentando pequeñas cosas sobre la marcha, pero más que nada se trata de acabar de hacernos todos idea de la continuidad y estar atentos a lo que falta por resolver en todos los aspectos del trabajo. En lo que a mí respecta, atiendo sobre todo al funcionamiento de las transiciones, que habrá que trabajar aparte, al ritmo interno de las escenas (queda mucho por pulir) y a posibles cambios de ideas que intentaré madurar a lo largo del puente que empieza mañana.

Al margen del ensayo, pruebas de vestuario. Marie Laure, que es muy exigente, está contenta. Estupendo. Iremos comprobando cómo funciona en escena, si hay ajustes que hacer. Lo único que falta es el vestuario de Silvia.

Silvia, querida Sivia: aparte de su profesionalidad, es la generosidad personificada. Ha estado volcada en atender a los actores, y ha descuidado (hemos descuidado) demasiado su propia interpretación. Hablamos, con Víctor y Luis. Entonamos un mea culpa, pero por otro lado justificamos, al menos en parte, el retardo: su papel, que no acabamos de encontrar palabras para definir, es en todo caso una mirada externa, con mayor o menor grado de integración en la acción de los personajes, y está en función de la articulación de todo el conjunto, que hoy creo que ya vemos más claro.  A partir de esta percepción global dedicaremos especial atención a su personaje. Lo cierto es que no es un personaje que estuviera previsto en el texto, y que ha surgido precisamente del deseo de trabajar con Silvia, a raíz de nuestro encuentro en "Travesía". A partir de ahí, se ha ido configurando, como una levadura que fermente la masa, como un hilo de continuidad que empaste la sucesión de escenas, como un narrador omnisciente, como un coro unipersonal que conduzca la mirada del espectador. Esta tarde la dejamos trabajar a solas con Víctor.

Con José Luis comentamos algunos ajustes de música, y probaremos algún tema nuevo. Por lo demás, todo va encajando.

Anecdóticamente, hoy se conmemora el final del primer Sitio, con la retirada provisional de los franceses no sin antes volar el convento de Santa Engracia.

En fin, hemos cumplido el objetivo de hoy: un punto de inflexión. Vendrán bien estos tres días para descansar y rumiar, antes de la recta final.

13 DE AGOSTO

13 DE AGOSTO

Todos los días son raros. Hoy también. Pepe, Saray y Raúl se han constituido en brigada de pintura y carpintería. También nos ha visitado Chevi, que ha construido las estructuras. Pelai por su lado con el ordenador echando humo. Mientras tanto, los demás ensayando. Por poco no estaba Marie Laure, que vendrá mañana cargada de vestuario. También vendrá mañana José Luis con su Mac cargado de músicas. En fin, buena parte de los muchos trabajos del teatro, cada uno a lo suyo. Qué mundo. Una rareza de otro tipo: cumpleaños de Alfonso, que ha traído tarta y cava para todos (consta en la foto).

La escenografía va cogiendo otro aire, matado el brillo del aluminio y levemente agrisada la madera. Ayudará a matizar la interpretación, todo se relaciona, aún cambiará todo con el vestuario, el maquillaje, la iluminación, la grabación definitiva de la música... Por no hablar del espacio de cada teatro, del público de cada día, de tantas cosas que hacen el teatro único.

La coreografía de "Guerra" está ya casi encajada, con alguna última variante final que introduce hoy Víctor y la remata mejor. Trabajamos un poco "Apocalipsis", que se había quedado rezagado, para enlazar con "Guerra". Tras la celebración del cumpleaños, hacemos otro pase seguido, casi entero. Seguimos viendo problemas de ritmo, todo se andará. Retomamos algunas cosas sueltas. Probamos a ver cómo funciona "Gatos" con el sonido del chelo de Inma. Sonidos agudos como base, piano y pianissimo con algún pico. Bien, ayuda a Amanda y al espectador. Bocata y seguimos por la tarde con las actrices. Sillas: estaba pendiente cambiar toda la idea coreográfica inicial. Tanteamos, entre Víctor, Luis y yo ideas que por momentos parecen contradictorias. Finalmente encontramos una especie de síntesis que compartimos, sencilla y eficaz. Un poco de trabajo con Gema sobre "Silencio", que queda más ajustado de ritmo y de intenciones. Ensayo en profundidad de "Gatos", con fuerte trabajo emocional de Amanda. Bien.

12 DE AGOSTO

12 DE AGOSTO

Vuelta otra vez a la coreografía de "Guerra": los propios actores piden repetir y repetir para ajustar (ya están con el chip de bailarines). Mañana volveremos a mirar con José Luis la duración de la música (ahora el ritmo es más vivo). Repasamos el final que montamos ayer, seguimos precisando. Repaso a "Vienen" y "A las armas". Saltándonos algunas escenas, hacemos un pase casi general. El conjunto continúa cobrando forma, pero queda mucho que afinar, tanto en escenas como en transiciones. Tengo que ir poniéndome cada vez más en el punto de vista del espectador que ve y oye todo por primera vez. Mi principal preocupación es simplificar, no saturar, que el caudal de información no desborde, que el conjunto "respire" lo suficiente.

Paramos a comer y volvemos. Nos repartimos: Luis trabaja con Amanda, Inma y Javier, en "Grabando" y "Liberté, égalité, fraternité". Yo me quedo con Víctor para trabajar con Pedro, Alfonso y Silvia en "La bayoneta". Es una escena difícil y delicada, muy exigente coreográficamente por el juego sobre las tarimas en un espacio pequeño y duro, que hay que resolver con mucha claridad para no perder la concentración en la interpretación. Se van resolviendo dificultades y continuará.

11 DE AGOSTO

11 DE AGOSTO

Víctor deja reposar un poco la coreografía que hemos decidido llamar "Guerra" (llamaremos "Apocalipsis" sólo a la escena previa con texto). Vuelta al coro inicial, que sigue perfilando. La coreografía de las sillas hay que cambiarla en función de las sillas definitivas que ya tenemos, más pesadas que las provisionales con las que se empezó a trabajar. Seguramente no hay mal que por bien no venga: tal como va el desarrollo del espectáculo, Víctor sugiere con razón que tendrá más lógica algo más terrenal y menos heroico. Un pase continuado de las primeras escenas se interrumpe por un pequeño accidente: en "Vienen", Inma y Gema se dan un buen golpe en la cabeza. Corremos a por hielo y pomadas, y tras un breve descanso siguen trabajando como heroínas que son. Probamos con Alfonso la música que ha compuesto José Luis para "Pablo Estella". Confirmo lo que sospechaba: nos sirve estupendamente como introducción, para la entrada de Alfonso desde la sala (enseguida recoge las sugerencias de la música para una divertida parodia mímica y dancística), pero no para fondo del texto. Montamos "La ciudad se rinde", para la que he preparado un esquema de movimiento y formación de grupos (cosa que no hago casi nunca pero a veces hace falta), y parece que funciona, integrando también la transición a las posiciones del final. Luis propone hacer ya un pase completo, pero vemos preferible dejarlo para mañana. Lo hacemos parcial, la última parte desde "Anuncios": muy útil para ver lo que falla en el ritmo y las necesidades de ensayos intensivos de escenas concretas. (Seguimos dejando pendiente "Guerra de casas", para montarla si es posible con la colaboración de Pepe, ya que la idea es organizarla sobre la transformación de la estructura).

Quedamos en comenzar ya a sacar horas por la tarde para escenas sueltas. Hoy, Luis y yo con Gema e Inma (parece que sus cardenales no van a ser exagerados) y Víctor por su lado con solos de Silvia. Trabajamos en detalle "Ciega y muerta" y "La putén". Cambiamos bastantes cosas, a base de ir al fondo de la situación, con la intimidad a favor. Recobran mucha vida renunciando a formalismos impuestos, recogiendo y desechando sugerencias y necesidades tanto internas como externas, hasta que esa frontera se borra, que es lo que siempre se trata de conseguir.

8 DE AGOSTO

8 DE AGOSTO

"Apocalipsis": insistiendo media mañana, todo va cuadrando mejor. Planteamos el final: "Zaragoza" (Víctor ha estado trabajando previamente sobre el tema de las caídas). Reparto el texto. Sucesivas improvisaciones. Inicialmente aparece algo demasiado complejo y esperpéntico, que vamos depurando con ayuda de Víctor, Luis y Javier Anós, que se ha incorporado al ensayo y aporta sus puntos de vista, no sólo desde el punto de vista de la iluminación sino también desde su comprensión global del teatro. Trabajamos el ritmo del texto, disociado del movimiento, que ha de ser mínimo, con un esquema muy simple de caer y levantarse. La mirada al público. Luis habla de dignidad: en efecto, la progresión va en esa dirección, hasta que finalmente todos aguantan de pie, inmóviles, mientras la música y la luz se van extinguiendo. Mientras tanto, Silvia está sobre la tarima (bajo la nieve), con un movimiento más desarrollado a cámara lenta.

Queda visto para ajustes. Inicialmente me había planteado la posibilidad de un final más vibrante, pero he ido viendo que hubiera resultado postizo. El tono que hemos encontrado es el que pide la lógica interna del desarrollo del espectáculo. La música será también muy sencilla, sólo con la voz de la soprano.

Retomamos "Gatos" sobre las improvisaciones de ayer, con Amanda recorriendo el espacio vacío. Todos vemos que es mucho mejor que la idea inicial de dejarla quieta en la estructura. Prolongando la misma sensación, veo clara la escena siguiente ("La ciudad se rinde"), en la que los actores van entrando poco a poco y recorriendo el espacio con una actitud semejante de búsqueda y desconcierto. Se van reuniendo en pequeños corros que se irán desplazando. Javier sugiere la referencia de la instalación de Juan Muñoz en el Guggenheim, que precisamente vi la semana pasada y él ya había visto antes. Hacemos varias improvisaciones, de momento no demasiado afortunadas. Los actores empiezan a hacer chistes con variaciones jocosas sobre el texto y las risas ya no se pueden contener. A veces pasa. No importa: el planteamiento ha quedado claro y lo organizaremos otro día. La risa es buena para la salud del teatro. Organizaremos la continuidad con la escena final para llegar a las posiciones fijas últimas, que irán marcadas con recortes de luz.

Finalmente, me quedo con Víctor para aunar puntos de vista en "La bayoneta": ya hablamos ayer de que se trataba ante todo de simplificar la coreografía, integrando el trabajo sobre intenciones y ritmos del texto y la relación entre los personajes. Se acaba el tiempo pero casi toda la escena está clara. Mientras tanto, Luis se ha ido con las actrices a seguir afinando "El emperador" y "Anuncios".

Prácticamente todo está ya montado en continuidad, con la única excepción de "Guerra de casas", que abordaremos el lunes. (Una nota al margen: estamos todos consternados por la muerte de un técnico de sonido ayer en el Palacio de Congresos. La familia del espectáculo está de luto).

7 DE AGOSTO

7 DE AGOSTO

Hoy no he tenido tiempo para escribir. Apocalipsis. Solos de Silvia. Agustina. Ebro. Putén. Preguntas a los muertos. Gatos. Buenos avances. Me he aclarado bastante con la sucesión de penúltimas escenas. Mañana abordaremos el final, que hemos planteado en teoría con Víctor y Luis. Conversación con José Luis, que sigue trabajando y traerá nuevo tema para Pablo Estella.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 DE AGOSTO

6 DE AGOSTO

Víctor ya está de vuelta y se dedica a fondo a la coreografía de "Apocalipsis", con muchos pequeños cambios que van sobre todo en la dirección de simplificar las evoluciones de las carras y ajustar la última parte, más exigente en cuanto a precisión de los tiempos. Como es lógico, los actores no están habituados a las cuentas de la danza y los ajustes llevan más tiempo. Hay que repetir mucho y habrá que seguir. Adelante.

En un descanso nos reunimos Víctor, Luis y yo para hacernos una idea más precisa del tiempo que nos queda y organizarlo de la manera más productiva. Seguiremos dedicando la primera mitad de la mañana a las coreografías y después nos repartiremos entre los dos espacios de los que disponemos para trabajar aparte tanto escenas más de "teatro" como otras más de "danza" en las que no intervenga todo el reparto. Así lo hacemos ya hoy mismo (tampoco es una novedad). Víctor se queda con Pedro, Alfonso y Silvia a trabajar en "La bayoneta", para la que ha venido con nuevas ideas. Luis y yo nos vamos con Inma, Amanda, Gema y Javier. Tres escenas. Primero, "El emperador". Sobre la idea inicial del juego vamos secuenciando la escena en sucesivas improvisaciones. Luis tiene una capacidad especial para recoger detalles de las improvisaciones y sacarles partido para fijar momentos de relación. Entre uno y otro concretamos la situación y su desarrollo. Hay un matiz que contribuye a dar vida a la escena: sería una especie de momento de "recreo" medio clandestino, un poco robado a las labores de las criadas, con cierta inquietud de ser descubiertas y castigadas, que permite el goce de la transgresión y ayuda a organizar espacialmente la situación, con momentos de mayor o menor acercamiento a la cortina, además del argumento del cansancio físico, que es muy efectivo. "Anuncios". Descubrimos bastantes matices en el desarrollo de la situación, especialmente necesarios por estar planteada, y creo que bien planteada, de un modo muy simple y reiterativo, con la "parodia trágica" del desfile de modelos. A través de pequeños detalles, el fondo trágico y la superficie cómica se potencian decisivamente. Se trata de que el espectador se ría y se avergüence de su risa. "Liberté, égalité, fraternité". El ensayar la escena sin referencias espaciales de la estructura ayuda a profundizar en toda la complejidad de la situación entre madre e hijo. En sucesivas improvisaciones la escena gana la intensidad emotiva que pide y que en algún primer boceto se quedaba corta. En sustancia, la madre trata de retener al hijo, del que sin embargo está orgullosa (lo que justificará su última reacción en la escena siguiente), con diferentes tácticas que vamos desmenuzando, desde la más directa hasta la más "pasivo-agresiva", pasando por el reconocimiento de su autonomía ("ahora eres un hombre"). El hijo a su vez se debate entre la empatía con la madre y la defensa de sus ideas con todas las consecuencias, incluida la muerte.

Estamos en un momento un poco delicado, en el que hay que contar con cierta presión de la fecha de estreno, sin que por otra parte nos envenene. Hablamos también sobre eso con Pelai y con los actores. La semana que viene empezaremos a prolongar el trabajo por las tardes para escenas concretas, que estableceremos con antelación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres