Blogia
SITIOS Saragosse

actuaciones

Versión completa del cortometraje

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

CORTOMETRAJE

DE FERIA

Ayer, en Huesca, en la Feria de Teatro y Danza, presentación del espectáculo ante los técnicos culturales asistentes al evento. Tocaba improvisar el personaje de vendedor, y me dicen que estuvo convincente. Habrá que ver los frutos. Empecé con una lectura del coro de los héroes muertos, Javier hizo una presentación general de la producción, me pasó la palabra para una breve explicación del sentido del texto y la puesta en escena y pasamos a proyectar un video de 9 minutos que recoge fragmentos del espectáculo y da una idea suficiente de su desarrollo. Sobre las imágenes, fui haciendo algunas indicaciones sobre las diversas escenas. Otras compañías presentaban sobre el escenario algún fragmento de su espectáculo. En nuestro caso renunciamos a ello explicando que precisamente por la diversidad de registros en que nos movemos ninguna escena suelta puede recoger la sensación global, hecha de continuos cambios. Parece que la acogida fue buena, despertando interés. Hubo comentarios de extrañeza por el hecho de que el espectáculo no estuviera presente en la Feria, pero eso no es asunto nuestro.

POR EL MUNDO

POR EL MUNDO

Ayer, primera salida al mundo exterior: actuación en el Teatro del Bosque de Móstoles. Una inoportuna gripe me impidió asistir. Tal vez sea oportuna. La criatura debe crecer y llevar su vida. Me dicen que su vida fue buena: buena actuación y buena acogida. El trabajo de los actores sigue recogiendo elogios, así como el conjunto de la propuesta, ésta con las lógicas disensiones. Parece que de allí pueden salir nuevas actuaciones. A ver. La semana que viene iremos a vender la mercancía a la Feria de Teatro y Danza en Huesca. Toca interpretar el personaje de vendedor. Me cuesta un esfuerzo, pero hay que hacerlo con la mejor convicción.

VENDER

VENDER

Ahora se trata de vender el producto. Parece que hay bastante acuerdo en cuanto a su calidad e interés, pero no se da ni mucho menos una relación directa con sus posibilidades de difusión. Conseguir llegar a los muchos potenciales espectadores que podrían disfrutar del espectáculo se ha convertido en una empresa bastante ardua y sujeta a una gran cantidad de filtros no precisamente transparentes. Un formato como el que hemos producido afronta riesgos importantes. Requiere unas mínimas condiciones técnicas que limitan los escenarios en los que se puede presentar con decencia. No cuenta con famosos televisivos para su promoción. No encaja con los pocos tipos de operaciones estándar que fomenta el mercado, que van desde el pequeño formato de humor intrascendente hasta el gran espectáculo de prestigio mediático. ¿Con qué podemos contar? De alguna manera, con su propia "rareza", con su apuesta por la poesía, la danza, la emoción, la belleza y el humor desgarrado. Con su beligerancia frente a tópicos. Con su irreprochable factura técnica. Más circunstancialmente, con las conmemoraciones del Bicentenario. No será nada fácil encajarlo en programaciones "normales", aunque no hay que excluirlo, pero puede encontrar un lugar en determinados contextos más o menos festivaleros con cierta apuesta por el riesgo. En realidad todo esto es un poco extraño, porque la voluntad (comprobada) del trabajo es llegar a cualquier persona que no busque en el teatro una simple manera de pasar un rato distraído de sus miserias. Pero es así. Cosas mucho más graves hay en este mundo de finanzas criminales. Somos privilegiados y no conviene olvidarlo.

4.- ÚLTIMA CENA

4.- ÚLTIMA CENA

Celebración, entre la euforia y la melancolía, del final de la minitemporada en el Principal. No están todos los que son.

3.- GLORIAS

3.- GLORIAS

Así se llama en la jerga tradicional al saludo final. Glorias bien ganadas, vistas desde el fondo de la platea.

2.- MAQUILLAJE

2.- MAQUILLAJE

No es que falten camerinos, es que les da marcha formar piña.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1.- CLASE

1.- CLASE

Hasta el último momento, antes de la última actuación, sin bajar la guardia. Clase-despedida de Víctor, sobre el escenario.

FUNCIONES

FUNCIONES

Después de cuatro funciones ya con público "normal", parece que el optimismo se afianza. Uno siempre espera mayor afluencia de espectadores, pero sin ser para tirar cohetes la asistencia está siendo nutrida y la acogida general estupenda. Abundan los elogios entusiastas para el texto, los actores, la luz, la música, la coreografía, la escenografía, el vestuario... En especial llama la atención (como a mí mismo me la sigue llamando) la preparación, la entrega y la emoción de los actores. El teatro son ante todo los actores, siempre. No es frecuente en estos pagos encontrar un nivel de trabajo y compromiso como el que aquí se ve. Y se reconoce. Asisto a todas las funciones y cada vez compruebo eso que se dice de que cada función es única. El trabajo de ensayos sirve, no para encerrar un resultado idéntico, sino para garantizar que hay unos mínimos que van a cumplirse, y a partir de ahí se van sucediendo cada día las pequeñas flaquezas o las súbitas cumbres de milagrosa inspiración. Cada día alguien me sorprende y me emociona con algo inesperado, pero al mismo tiempo no deja de mantenerse el tono general cuajado ya conseguido, y que aún seguiría creciendo sin duda si tuviéramos la ocasión de permanecer en el teatro al menos otra semana. Esta tarde, última función en el Principal. No será fácil para ninguno de los conjurados dejar de volver al lugar del crimen. Al menos hay una actuación inminente, en Móstoles. Después habrá un intervalo, indeseado pero inevitable, hasta que sea posible emprender una segunda vida para la criatura. Todos confiamos en que no tarde. Una de las rarezas de este oficio es la necesidad de aceptar el truncarse bruscamente de un período de excepcional intensidad en la relación de un grupo de personas con las que se comparten emociones muy íntimas. Así es el teatro. "El teatro que es humo y espectro tembloroso de agujeros de humo".

GRACIAS

Recojo con el agradecimiento que merece del blog de Javier Delgado (http://ulises.blogia.com) el texto que sigue:

Ayer acudí (como mucha gente: el teatro estaba prácticamente lleno) al estreno de "Sitios Saragosse" de Mariano Anós (y compañía). Lo pasé francamente bien, incluso me animé a aplaudir después de alguna escena, sin esperar al final. No entiendo por qué en Zaragoza "el público" permanece en un mutismo total durante las representaciones de teatro. Si hay algo que te gusta, ¡apláudelo! Si hay algo que te disgusta ¡sílbalo! El teatro se hace ahí delante, está vivo...y l@s espectador@s se supone que también.

El caso es que aplaudí varias veces porque me salió. Algun@ más se animó también en otros momentos. Y, desde luego, al final de la representación: el Equipo artístico en pleno subió al escenario a recibir merecidísimos aplausos y "bravos"

No voy a extenderme aquí sobre el texto, la música, la escenografía, la iluminación, la coreografía, el vestuario, la dirección...Sólo les diré - con carácter de urgencia - que la puesta en escena de "Sitios Saragosse" , precisamente en el Teatro Principal de Zaragoza en 2008, resulta un acontecimiento histórico. Histórico, más allá de lo teatral.

Seguramente eso esperaban los promotores de la Fundación 2008 (su presidente, J.A. Armillas recibió cientos de abrazos de enhorabuena),  y eso es lo que realmente ocurrió.

¿Qué hace de "Sitios Saragosse" en la Zaragoza de 2008  un acontecimiento histórico? Dicho brevemente, que el maravilloso "auto sacramental" (porque eso es lo que me parece que es) de Mariano Anós (y compañía) sobre los desastres de la guerra hinca los dientes de la poesía en la carne trémula de l@s defensor@s de una ciudad sitiada y no suelta su presa en ningún momento para "ensalzar" a los jefes ni a las "grandes ideas" que fomentaron la masacre. Nunca hasta ahora se había presentado a los ojos de l@s zaragozan@s el horror de la muerte que se adueñó de la ciudad mientras los "grandes" y "grandecicos" hacían sus carreras hacia la gloria.

Un humor descarnado y un temblor inquietante mueve objetos y personajes en un escenario que, presidido por un inmenso plano del sitio de Zaragoza, se transforma en escenario del mundo en guerra, de pueblos enteros en guerra, de hombres y mujeres ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, para, por, según, sobre, tras...la guerra.

El espectáculo imaginado por Mariano Anós permite, por la calidad de cada uno de sus elementos  y por la calidad del brillante conjunto que forman, una recepción en la que no es necesario el acuerdo. No se trata de estar de acuerdo con la propuesta de "Sitios Saragosse", porque no parece que se haya tratade de presentar una obra para el acuerdo, sino para la polémica. Se trata, eso sí, y mucho, de disfrutar:  percibir y de vibrar y, sobre todo, de pensar. Porque resulta poco menos que imposible  no pensar mientras se recibe el espectáculo desde su principio hasta su final.

Por destacar algo (que no hace falta), destacaré aquí tres elementos:

. La belleza tremenda del texto de Mariano Anós, cuyos versos calan como una lluvia fina en l@s espectador@s: temas, subtemas, variaciones y alusiones. Un texto, si se me permite la expresión, "barroco", en lo que de mejor tiene nuestra tradicción literaria.

. La increíble coordinación de cuerpos y voces en el escenarios: cuerpos en danza y voces en muchos registros. Actrices y actores hacen algo más que presentar y "representar" porque no sólo se mueven y dicen, sino que sugieren.

. La emocionante conjunción del movimiento de los personajes con la música, la iluminación (espacios sobreañadidos, ambos de gran intensidad expresiva) y lo que suele llamarse "atrezzo": un espacio físico contundente dotado de maquinarias que escenifican la construcción urbana y la destrucción de la ciudad.

¿Han comprado ya sus entradas?

ESTRENO

ESTRENO

Por fin, estreno propiamente dicho en su lugar natural: el Teatro Principal: la historia de Zaragoza y la historia del teatro. Exhausto y feliz. Más que el trabajo propio del teatro agota todo lo que hay alrededor, que forma parte necesariamente de la responsabilidad que asumo. Mis cómplices y benefactores de EMBOCADURA han decidido darme un protagonismo en la promoción del espectáculo que en cierto modo me incomoda por lo que tiene de injusto en un trabajo tan colectivo como realmente es, pero acepto y asumo ese personaje de ficción que no tiene que ver con la realidad ni con la justicia sino con el circo político-mediático al que debemos pleitesía. La función de estreno ha sido en lo esencial excelente, con los mínimos desajustes inevitables en una situación como ésa, que seguiremos corrigiendo. Ambiente de satisfacción casi general y muchos elogios al trabajo de todos. Ya decía hace unos días que la cuestión del gusto es muy secundaria (eso de "¿Te ha gustado?"). No por eso deja de ser agradable recibir respuestas lisonjeras a una supuesta pregunta que en todo caso no hago nunca. Hay una distinción fundamental entre el "éxito", que no es importante, y el "reconocimiento", que sí lo es. Y parece que sí, que éste lo hemos encontrado mayoritariamente. Y aun el éxito también, ese cosquilleo del ego, que no está mal. Con el tiempo se aprende a distinguir lo que puede haber de verdad en las felicitaciones por un trabajo. Creo que anoche había bastante verdad. Tanto en lo que se refiere a la excelencia del trabajo como al sentido de la propuesta. Lo cierto es que no me hubiera sorprendido encontrar un mayor índice de reparos, desacuerdos y aun indignaciones. Haberlos haylos, pero parece que minoritarios. Habrá que ver qué pasa con el público "normal" de los próximos días. El público de estreno es una referencia relativamente fiable, para bien o para mal. En algún sentido es más favorable y en algún otro menos. En cualquier caso, las muchas emociones íntimas del estreno son muy reales y no nos las quita nadie. Muchas gracias a todos.

TERCER PREESTRENO

TERCER PREESTRENO

En la foto, un extraño vehículo aparcado en el escenario del Palacio de Congresos de la Expo. Segunda actuación ayer, con una afluencia de público similar. Excelente función. Ocurre con frecuencia que la segunda actuación en un teatro decaiga en relación con el primer día. No fue así. Bravo por los actores. Bravo por los técnicos. Haciendo caso a algunos comentarios del día anterior, recorté el texto de "El Ebro y el mar" y modifiqué, con la ayuda de Víctor, el desarrollo de la escena. Un esfuerzo suplementario de Pedro e Inma para reensayar justo antes de la función. Bien, la escena fluye mejor. Acabaremos de perfilarla en los dos días de ensayo previstos antes del estreno en el Teatro Principal. Ambiente de optimismo, justificado. El 17 en el Principal. Mientras tanto, un poco de vacaciones bien ganadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EXPO

EXPO

Segundo preestreno, en el Palacio de Congresos de la Expo. No esperábamos tanto publico: 800 espectadores. Una vez más me es muy útil para comprender un poco mejor lo que hemos hecho. Hay espectadores que se marchan, incluso algunos expresando indignación. Está bien. Una ojeada a los espectadores a la entrada permitía intuir que en una buena parte iban con una expectativa muy diferente, por no decir opuesta, a lo que iban a encontrar. Por otro lado, comentarios entusiastas. En cualquier caso, reconocimiento del rigor, la calidad y el riesgo del trabajo. También, aportaciones críticas que me sirven para replantearme algunos momentos del espectáculo, que tiene que seguir creciendo tras estos primeros balbuceos. Hay ambiente de satisfacción, sin euforia: queda trabajo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres